Para acceder a los créditos de los bancos

Cuando buscas comenzar un nuevo proyecto, algo fundamental es acceder a uno de los créditos que ofrecen los bancos. Esta suele ser la parte más compleja del inicio de un negocio, pues generalmente la mayoría de los bancos suelen poner muchas trabas para la concesión de nuevos préstamos. Además, a esto hay que sumarle el alto interés que suelen incluir a estos créditos en caso de que finalmente lo concedan. Por este motivo resulta fundamental realizar un análisis de bancos completo para determinar qué entidad es la que nos ofrece unas mejores condiciones, para que comencemos nuestro proyecto de la mejor manera.

Sea cual sea nuestro proyecto, para tramitar la concesión del préstamo, deberemos entregar un informe completo de nuestra idea de negocio y el plan de viabilidad para su puesta en marcha y monetización. Deberemos garantizar que el proyecto es sostenible y que podremos devolver el préstamo en los plazos que el banco nos imponga. Esto se hace más complicado en el caso de los negocios basados en Internet, pues muchas veces ni siquiera los propios empleados de los bancos están familiarizados con las tecnologías o los modelos de negocio web.

Al final también es fundamental el grado de afinidad con los directores de las sucursales bancarias, a fin de poder acceder a su crédito. Si llevamos años trabajando con ese banco y nos conocen personalmente, será más fácil que confíen en nosotros para darnos la financiación necesaria. Por el contrario, si somos clientes nuevos, seguramente el grado de desconfianza sea mayor, por lo que resulte algo complicado que podamos disponer de este crédito que nos permitirá comenzar con nuestro proyecto.

Una opción que se podría plantear, es la de hipotecar algunos de nuestros bienes, sin embargo es la  posiblidad más arriesgada, pues si el negocio no funcionara bien no sólo deberemos devolver el préstamo, sino que asumiríamos el riesgo de tener que entregar bienes al banco en concepto de embargo para saldar la deuda, lo que podría suponer aún más doloroso en sentido económico y personal.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.